Hoy en día la penetración de las cooperativas en el medio rural y semiurbano hace de ellas uno de los instrumentos más valiosos para profundizar la inclusión financiera con dos características diferenciantes frente a otras instituciones financieras: su énfasis en el ahorro, pues todos sus socios deben ahorrar, y su vocación educativa y netamente social.

Además del crecimiento del número de cooperativas, el reciente Boletín Estadístico de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo emitido por la CNBV a junio  del 2016 nos  muestra un sector más fuerte y con indicadores que avizoran un futuro mejor no tanto para las cooperativas, sino para los más de 5.7 millones de socias y socios que participan en ellas.

Hay que dejar  claro que las Sociedades cooperativas de ahorro y préstamo  son instituciones que están al servicio de sus socios y comunidades, en tanto que demás instituciones Financieras, centran su preocupación central a sus accionistas y dejan de lado a sus clientes  esta es una diferencia sustancial que no hay que perder de vista.

Para México en la medida en que nuestro Sector Cooperativo de Ahorro y Préstamo  tiene como horizonte contribuir a cambiar las causas de la pobreza, la exclusión, la vulnerabilidad y el hambre, así como ofrecer un forma de vivir diferente y contribuir con el fortalecimiento del tejido social, nos denota serie de acciones a favor del desarrollo de nuestro país, colaborando con grandes acciones cada vez mas de impacto.

Un ejemplo claro ha sido la reciente acción de Caja Popular Mexicana la cual en función de cumplir con los principios Cooperativos ha apostado por la educación en México, Caja Popular Mexicana realizó la entrega de 19 millones 884 mil 774 pesos (un millón 46 mil 567 dólares estadounidenses aproximadamente) a 9 mil 328 niños y jóvenes del país a través de su programa de ayudas escolares.

Este 2016, la cooperativa recibió 12 mil 185 solicitudes de estudiantes en 26 estados de la república con la finalidad de obtener el apoyo económico que contribuye a que continúen con sus estudios académicos.

En total, fueron beneficiados 4 mil 67 niños y niñas de nivel primaria; 3 mil 987 niños y niñas de secundaria y mil 274 jóvenes de preparatoria.

Año con año, Caja Popular Mexicana ha aumentado el monto otorgado para beneficiar a estudiantes de excelencia académica, pasó de brindar un millón 748 mil 668 pesos en 2008 a destinar 19 millones 441 mil 183 pesos en 2015.  Este año vuelve a incrementar los apoyos en 443 mil 591 pesos más.

Convencida de que la educación es el mejor soporte que puede brindar a niños y jóvenes, Caja Popular Mexicana ha mantenido este programa de ayudas escolares desde 2008, beneficiado así a 56 mil 809 estudiantes al otorgar 121 millones 371 mil 774 pesos (unos 6 millones 387 mil 988 dólares) en ayudas escolares durante ocho años.

Esto es una prueba fehaciente de que la Cooperación es una práctica que engloba un estilo de vida; apuesta a crear nuevas relaciones sociales capaces de revertir la dinámica de rezago social que adolece nuestro país.

entrega-2016